Filosofía Gnóstica

¿Sabes quién eres, de dónde vienes y a dónde vas?

Filosofía Gnóstica. Movimiento Gnóstico A.C es una institución internacional que entrega conferencias de ciencia, arte, filosofía y culturas antiguas. La palabra Gnosis es griega y significa Conocimiento. El objetivo de está institución es entregar la enseñanza gnóstica a toda la humanidad, y ayudar a lograr una transformación en el ser humano, tanto interna como externa, física, psíquica, social y espiritual que le permita conocerse a sí mismo, conocer sus defectos y errores, para que cambie su vida de un estado mecánico en que nos desenvolvemos a otro estado, mucho mas consiente, aprendiendo a vivir de acuerdo a los principios y las leyes de la naturaleza...  El objetivo de la gnosis es dar a todos los seres humanos el conocimiento de una sabiduría transcendental y formativa que ayude al ser humano a cambiar su vida a una situación mejor. La filosofía en la gnosis; como todos sabemos el término "filosofía" deviene del griego que significa “Amor por la Sabiduría” La filosofía en la antigüedad estuvo ligada a la mística, la ciencia y el arte. Realmente la Gnosis es una filosofía “Perennis Et Universalis”, que busca el funcionalismo de la consciencia. Los antiguos sabios griegos dijeron: “Nocse Te Ipsum” (Conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los Dioses), porque cuando uno se conoce a sí mismo es capaz de comprender la razón de su existencia y de la vida en su totalidad. El primer gran filósofo griego que entregó su sabiduría a la humanidad y que sería después la causa de su misma muerte no dejó nada escrito... (de hecho, despreciaba la escritura, como gran enemiga de la memoria) resulta paradójico, de no ser porque su palabra fresca, sus diálogos ingeniosos y determinantes aparecen reflejados con detalle en las obras de algunos de sus discípulos, especialmente Platón. Y también es irónico que “el hombre más sabio de toda Grecia” (según lo predijo el propio oráculo de Delfos) afirmara aquéllo frase famosa: “sólo sé que no sé nada”. Frase que demuestra su gran sabiduría ya que cuando llenos de orgullo decimos que todo lo sabemos, perdemos la inocencia y humildad para aprender. Decía Sócrates que la Filosofía era la preparación para la muerte, y que quien sabe vivir, sabe morir. Dijo también: "que un hombre, que se ha consagrado toda su vida a la filosofía, debe morir con mucho valor, y con la firme esperanza de que gozará después de la muerte con bienes infinitos"... Palabras muy sabías que nos traen a la memoria los principios trascendentales de las culturas mesoamericanas: aztecas, mayas, toltecas. En esas tierras y culturas de tiempos remotos, se cultivaba el amor a la sabiduría, la armonía con todo lo que rodeaba al ser humano y el universo, buscaban la belleza a través de todos los medios, se proponían desentrañar los misterios del Universo y del hombre mismo. Enseñanzas de un gran maestro: Quetzalcóatl, quien fue un hombre en el sentido más completo de la palabra. Se le conocía como el Ser luminoso, el hombre sabio o la Serpiente emplumada. Él fue quien estableció el sistema de educación del antiguo México, a quien le interesaba la formación plena del individuo en todas sus áreas del saber dando una cultura fundamentada en ciencia, arte, mística y filosofía. Profundizó en el estudio de la esencia humana y sus atributos, como: la sencillez, la generosidad, la cooperación, la humildad, la inocencia, el amor… En aquellos tiempos la principal labor de Quetzalcóatl fue formar a los sacerdotes conocidos como: “Tlamatinimes” término que significa hombre sabio o filósofo; quienes se encargaban de educar al pueblo en los Teocalli. Que significa Casa de Dios. Los TLAMATINIME eran los encargados de dar la sabiduría a los hombres y mujeres y así forjarles una personalidad, para hacerlos capaces de enfrentarse a las adversidades de la vida, de DAR AMOR A LOS DEMÁS, y vivir en armonía en la sociedad, con la naturaleza y el cosmos; ya que comprendían que la unidad es la multiplicidad y la multiplicidad es la unidad. Al mismo tiempo, era SU TAREA CULTIVAR LOS CORAZONES DE LOS HOMBRES, HACERLOS SEMEJANTES A LOS DIOSES, en otras Palabras, Divinizar los Corazones Humanos era parte de la Tarea de los TLAMATINIME. Vemos de esta manera como el conocimiento de la humanidad tiene un pilar magestuoso: La Filosofía que nos proporciona las herramientas para poder contestarnos las grandes interrogantes de la creación: ¿Quiénes somos? ¿de dónde venimos?, ¿hacia dónde vamos?, ¿cuál es el objeto de esta vida?, ¿por qué vivimos?. Porque en realidad no sabemos nada de estas cuestiones y es indispensable que resolvamos estas inquietudes, pero ante todo debemos profundizar en esta eterna sabiduría, con el objeto de conocernos a nosotros mismos y así saber quiénes somos en realidad, logrando finalmente la creación del Hombre verdadero... Ese que Diógenes Laercio en la antigua Grecia, buscaba cuando anduvo con una lámpara encendida, al mediodía, por las calles de Atenas, buscando a un Hombre y no lo encontró. Entró en las casas de los mejores filósofos, no le halló; visitó a los grandes científicos, no halló al Hombre; a las eminencias, a los políticos, etc., y por ninguna parte encontró al Hombre… – ¿Qué buscas, Diógenes? Le interrogaban y él respondía: – ¡Busco a un Hombre! – Pero si las calles de Atenas están llenas de hombres; entonces, ¿qué es lo que buscas? Y Diógenes respondía: – Ésos no son Hombres, ésos son bestias: comen, duermen, viven como las bestias… Ciertamente, Diógenes no halló a un Hombre en toda Atenas. Ahora, conviene que pensemos un momento, los aquí presentes: ¿Existe realmente el Hombre? ¿Están ustedes seguros de haber llegado al Estado Humano? ¿Se sienten Hombres? Son interrogantes enigmáticas, difíciles… Gracias por su atención.
Posted by Zyomara Delgado Wednesday, October 16, 2019 1:43:00 PM Categories: conferencia psicologia

Comments